Por séptima vez luego de seis rechazos consecutivos, la empresa Techint insiste con el proyecto Nueva Costa del Plata, que consiste en hacer un proyecto inmobiliario en la selva marginal de Avellaneda y Quilmes. Para defender el medio ambiente, se creó la Asamblea No a la Entrega de la Costa y Macarena Cifuentes, una de sus miembros, habló el Todo Sigue Igual por FM SECLA 106.1 para defender su postura.

Cifuentes comenzó explicando qué es el proyecto Nueva Costa del Plata: “Es la idea de hacer un Puerto Madero 2 o Puerto Madero Sur sobre la selva marginal de Avellaneda y Quilmes y sobre los humedales”, y también aclaró por qué se oponen al mismo: “Nosotros entendemos que no es una buena idea por el poco espacio verde que hay”.

Para ejemplificar, la Asamblea muestra la costa de Hudson (Fuente: Facebook)

“Hace varios años estamos con este reclamo. Fuimos sumando biólogos y abogados y por eso nos está yendo bien y lo estamos frenando por ahora”, explicó y continuó: “En las ciudades se necesita determinada cantidad de espacio verde para que se pueda oxigenar la ciudad y para que las inundaciones se filtren”.

Para sumar más argumentos, la entrevistada puso un ejemplo citando a un organismo internacional: “En Quilmes y en Avellaneda no hay la cantidad de verde por persona que se recomienda por la Organización Mundial de la Salud. No estamos ni cerca. La OMS dice que tiene que haber un espacio de verde de aproximadamente una habitación por persona y nosotros estamos en una baldosa por persona”.

Además, agregó a la charla algo más palpable y directo: “Ahora se inundan un montón de barrios y se van a inundar muchos más si ponen una ciudad a lado del río”, dijo Cifuentes y continuó: “Además hay muchas especies de árboles nativos y una fauna única porque es selva marginal”.

Para ejemplificar, la Asamblea muestra la costa de Hudson (Fuente: Facebook)

Cuando fue consultada sobre el rol de los municipios en este asunto, respondió: “Los municipios están esperando que todo esto se destrabe para seguir adelante con el proyecto. Siempre quisieron. El Barba Gutiérrez quería y Martiniano (Molina) también”. Aunque dijo entender sus razones, también quiso explicar el costo: “Imaginate la plata que mueve esto, pero el tema es qué cosas se priorizan. No está mal que el municipio quiera hacer plata, pero no se puede hacerlo a costa de la salud. Hay países en Europa que están recuperando humedales y acá los queremos sacar”.

Con respecto a las medidas a tomar, dijo que: “El lunes 3 de diciembre a las 6 de la tarde nos estaremos reuniendo en el Centro Cultural Pampero, en Bernal. La idea es contarles de qué va todo lo que sabemos de los estudios, tener los documentos para leer ahí mismo y hacer un análisis de lo que está pasando para después unirse a lo que nosotros decimos o hacer su propia crítica”.

Una de las imágenes de protesta de la Asamblea No a la entrega de la Costa Avellaneda-Quilmes
Debajo podés escuchar el audio completo de la entrevista:
Escribe tu Comentario