ENTREVISTA / Laura Moyano: “Con la patente en el casco, se le dio el disfraz perfecto al delincuente”

Laura Moyano, Vocera del Movimiento “Las Personas no se Patentan”, estuvo en “Todo Sigue Igual” para continuar llevando conciencia a la comunidad con respecto al decreto que obliga a los motociclistas a utilizar el chaleco y el casco con una calcomanía con la patente de su vehículo. “Es el disfraz perfecto para el delincuente”, dijo.

“Más allá de un movimiento por los derechos de los motociclistas, somos millones de personas autoconvocadas a nivel nacional. No solo hay personas de las motos, sino que tenés partidarios o políticos”, comenzó diciendo Laura Moyano en FM SECLA 104.7.

Laura Moyano junto a su moto

Para contar la historia cronológicamente, dijo que: “Esto surgió en el año 2008 de la mano de (Daniel) Scioli. Él viajó a Colombia y allá ya estaba aplicado el tema de patentar personas en moto”. Aunque contó una salvedad: “En Colombia era apremiante el tema del sicariato, pero acá no teníamos eso. Apenas llegábamos al 7% de delitos en moto del 100% de delitos”.

Para continuar con la línea de tiempo, dijo: “En el 2008 lo impulsa Ritondo en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, pero pudimos frenarlo en los años 2009 y 2012. En el 2014, entre gallos y medianoche, Scioli lo saca en el decreto 220, donde nos exigía calcos en los cascos y chalecos con la patente”. Allí fue cuando tomó cartas en el asunto: “Ahí es cuando empiezo a hablar con funcionarios y políticos para decirles que mi comunidad no es responsable de la delincuencia en moto”.

Uno de los argumentos del Movimiento tiene que ver con una reglamentación internacional: “Está prohibido pegar algo en el casco. Perdemos la garantía y la homologación”. A continuación, detalló por qué: “En el apartado 6 inciso J, la reglamentación del casco es contundente: no se puede adherir nada ni pintar con solventes”.

Una de las marchas en el obelisco

“Se generaron un montón de complicaciones y no se bajó al delincuente de la moto”, aseveró con respecto al tema: “Es más, se le dio el disfraz perfecto al delincuente, porque puede ir y hacerse el chaleco o el calco para el casco en el kiosco de la esquina con mi patente y, en este momento, estar matando en Lanús mientras yo estoy con ustedes y después me caen a mi casa con el Grupo Halcón”.

Debajo podés escuchar la entrevista completa:
Escribe tu Comentario