CARREFOUR / Tras la primera reunión, el gobierno le otorgó a la empresa francesa el Procedimiento Preventivo de Crisis

El ministerio de Trabajo dio curso al pedido que hizo Carrefour de entrar en un Procedimiento Preventivo de Crisis (PPC): fue este lunes en las oficinas de la cartera laboral adonde fue citada la empresa y el Sindicato de Empleados de Comercio (SEC). Esta herramienta, que utilizan las compañías ante situaciones adversas, contempla el pago de hasta el 50% del monto que corresponde por indemnización y no se tienen en cuenta los plazos legales habituales que se establecen para suspender personal. Otra instancia que podría derivar de las conversaciones que se sigan encarando es que Carrefour pida entrar al Repro, programa oficial por el cual el Estado se hace cargo de una parte de los sueldos de los empleados.

Más allá de estas alternativas que se abren frente a la crisis planteada, participantes de la reunión confiaron a este diario que Trabajo exhortó a Carrefour a defender los puestos de trabajo y a pensar en una reorganización sustentable. Repasemos los números del gigante francés: son 20.000 trabajadores distribuidos en 605 sucursales que tienen en el país. Sus números rojos, con los que ya cuenta en formato de balance los abogados del gremio y técnicos del ministerio, corresponden a los últimos tres ejercicios contables sobre una existencia total de 35 años en el mercado argentino.

Representantes del Ministerio de Trabajo, la empresa Carrefour y el Sindicato de Empleados de Comercio se reunieron este martes para analizar la crisis de la compañía de hipermercados y se mostraron “predispuestos a trabajar en conjunto para preservar las fuentes de empleo y la sustentabilidad de la empresa”.

“Los presentes coincidieron en que se trató de una reunión muy productiva durante la cual de manera tripartita se mostraron predispuestos a trabajar en conjunto para preservar las fuentes de empleo y la sustentabilidad de la empresa”, informó la cartera laboral en un comunicado.

Participaron por parte de la cartera laboral el secretario de Trabajo, Horacio Pitrau; Jorge Barbieri por parte del sindicato de Comercio y por la empresa estuvo Leonardo Scarone, director de Asuntos Corporativos y Recursos Humanos, y Diego González, Director de Relaciones Laborales.

El encuentro se realizó desde las 17 de este lunes en la sede laboral de la Avenida Callao 114.

La Faecys había decidido el alerta nacional el viernes último, luego de la presentación realizada por el hipermercado galo ante Trabajo, en la que planteó “serias dificultades” y “la necesidad de reducir la plantilla de trabajadores”, integrada por 20 mil empleados.

El secretario de prensa de la Federación de Comercio, Angel Martínez, comentó que “el gremio no aceptará despidos y si avanzan con el cierre de sucursales deberán reubicar al personal”. Según el gremio están en la mira para ser cerrados 11 hipermercados.

En cualquier caso, las partes se volverán a reunir el miércoles que viene.

Como si se fueran abriendo cajas chinas, el conflicto de Carrefour destapó otra tres situaciones impensadas. Por un lado, la titular de la Asociación de Supermercados Chinos, Yolanda Durán salió a contestarle a Mauricio Macri quien había dicho, en una entrevista a un diario español, que su Gobierno trabaja contra “la evasión de cadenas, ligadas a supermercados chinos, que son una competencia desleal y atentan contra el Estado”.

Durán replicó: “Nosotros estamos recontra controlados desde principio del año pasado”. Recargada, aprovechó para criticar a su competencia comercial: reclamó a las grandes cadenas que tengan “la dignidad de competir en precios” en vez de “ir a llorar y pedir ayuda al Gobierno”.

Finalmente quedó expuesta una interna en el gremio que conduce Armando Cavalieri. El histórico dirigente tenía pensado acercarse a la reunión en Alem 650 pero una comitiva de delegados y empleados de Carrefour se lo impidió ya que le pidieron audiencia y le solicitaron ser recibidos. Este grupo responde a Ramón Muerza, secretario de Organización del SEC y quien se presentará en las elecciones de este año para disputarle el sillón de secretario general que ocupa Cavalieri desde hace 32 años. Con todo, cuando finalizó la reunión entre las partes se acercó hasta las oficinas del ministerio Mario Amado, delegado de Carrefour para hablar con la prensa. Comentó que “la empresa tenía en mente despedir a 2.700 compañeros, pero hoy por hoy se habla de abrir retiros voluntarios hasta 1.000”. Aseguró que pedirán que Muerza particípe el miércoles de la reunión.

Escribe tu Comentario