¿HAY 2019? / Un largo trecho por recorrer

Por LEONARDO MARTÍN (Desde Villa Mercedes, San Luis)

Pasó el encuentro de la militancia en San Luis en una nueva instancia donde el peronismo, o al menos algunos sectores, busca la unidad de cara a las elecciones del 2019. Una conclusión rápida indica hubo un despliegue interesante de dirigentes y militancia, pero faltaron actores políticos y sindicales para hablar de jornadas que avanzaron realmente en la unidad del peronismo. Con menos impacto mediático, con menos caras conocidas, simultáneamente se desarrolló el sábado el Congreso del Partido Justicialista Bonaerense donde la unidad allí, en ese territorio, sí pareció dar un paso más firme.

La iniciativa inicial del encuentro Hay2019 en San Luis fue un gesto veloz de Alberto Rodriguez Saa para ponerse en la delantera de la unidad. El puntano viene trabajando desde hace tiempo tendiendo puentes con otros espacios del peronismo, incluso con aquellos con que tiempo atrás mantenía un relación tensa, como el kirchnerismo.

Las invitaciones salieron para diferentes comarcas. Para gobernaciones, intendencias, sindicatos, dirigentes de Unidad Ciudadana, del Frente Renovador, Movimiento Evita, también para la figura de Florencio Randazzo. El objetivo era un muestra de pluralidad dentro del peronismo y de establecer un camino para una propuesta electoral competitiva frente al macrismo. 

El saldo de las jornadas muestra que no se llegó a lograr esa pluralidad, que hay un largo camino por recorrer. Más allá del anfitrión Alberto Rodríguez Saa, no hubo gobernadores justicialistas, apenas un puñado de intendentes peronistas entre ellos Mario Secco (Ensenada) y Gustavo Menéndez (Presidente del PJ Bonaerense e Intendente de Merlo). Tampoco dirigentes del Frente Renovador como Felipe Sola o Daniel Arroyo, que vienen haciendo gestos para la unidad. Del sindicalismo hubo participación de la Corriente Federal de Trabajadores, CTA de los Trabajadores y la presencia, con un buen recibimiento, para Hugo Moyano. Faltaron otros sectores importantes del gremialismo que podrían jugar un rol importante para un armado político.

Tomando lista, por abrumadora mayoría, primó la dirigencia del kirchnerismo o cercana ideológicamente , con agregados como el citado Rodríguez Saa y Hugo Moyano. Enumerar a cada uno llevaría un nota muy extensa, pero entre los más conocidos estuvieron Axel Kicillof, Gabriel Mariotto (además organizador de las jornadas), Amado Boudou, Hugo Yasky, Jorge Capitanich, Agustín Rossi, Jorge Taiana, Walter Correa, Vanesa Siley, Leandro Santoro, entre otros. También algunos de sus defensores desde los medios como Roberto Navarro y figuras como Gerardo Romano, una espada mediática habitual que suele trenzarse con solidez en los programas de televisión donde abundan panelistas. Estuvo José Luis Gioja, también, al que claramente no se puede etiquetar como kirchnerista, pero con el que tuvo un diálogo abierto y trabajó en conjunto.

Los posibles gobernadores que podían acercarse no estuvieron. En los pasillos se mencionaban sugerencias de funcionarios del Poder Ejecutivo Nacional para que no asistan. Enviaron en su reemplazo a representantes como en los casos de La Pampa, Formosa, San Juan y La Rioja. Las Gobernaciones siempre necesitan recursos frescos para tapar agujeros fiscales, realizar obras. Probablemente hayan decidido no complicarse su cotidianeidad por un encuentro a un año y medio de distancia de las elecciones. Prioridades.

Un dato a tener en cuenta es que ninguno de los intendentes habló. Ni siquiera Gustavo Menéndez, que es el presidente del Partido Justicialista bonaerense y que mal o bien, materia opinable, viene haciendo un esfuerzo innegable por la unidad.

Hugo Moyano, se acercó a  San Luis, donde sintió un poco de calor popular que no sea el de sus afiliados en Camioneros. En pleno proceso de reconciliación con el kirchnerismo un veterano Moyano busca aliados en un espacio que lo recibe con los brazos abiertos. Prima en esa relación una coincidencia de miradas, negativas, frente a las políticas del macrismo, pero también pareciera que un Moyano apremiado busca aliados que le permitan sostener de la mejor manera al embate del Gobierno.

Los discursos fueron en su totalidad críticos. Algunos con más énfasis que otros, coincidiendo en la necesidad de unidad, sin frases hirientes para los “compañeros” ausentes o que tomaron otros caminos en la vida política. La artillería sobre el macrismo apuntó hacia el endeudamiento externo, los despidos, la pérdida de poder adquisitivo del salario, los tarifazos, la proliferación de empresas off shore dentro de los funcionarios.

Una conclusión apresurada marca que la unidad por ahora sigue estando en el terreno de la buena voluntad de muchos dirigentes. El proceso dará un mejor panorama de cuan útil en ese sentido fue este encuentro, pero lo cierto es que faltaron sectores importantes del peronismo, gobernadores, intendentes y dirigentes sindicales para una propuesta sólida. La división reciente en elecciones que tuvieron dos o tres opciones de peronismo terminaron en sendos triunfos de Cambiemos.

Lo más interesante del encuentro fue la discusión y el debate en torno a las doce comisiones dispuestas. Allí dirigentes y militantes tuvieron un diálogo abierto, intercambiaron experiencias y pensaron críticamente el pasado, pero también el futuro. Qué país construir, cómo encarar las diferentes problemáticas, pensar un proyecto político de modo integral.

Los interrogantes son muchos, ¿Primará el sentido de unidad de cara al futuro para forjar una nueva opción electoral? ¿Cómo definir las internas para no terminar en enfrentamientos fraticidas? ¿Cómo conducir esa unidad? ¿Cómo manejar las ambiciones hegemónicas? ¿Qué rol ocupará Cristina? ¿Cuál será la ambición de Sergio Massa, de Florencio Randazzo o de algunos de los gobernadores que buscan dar la pelea en las elecciones presidenciales? ¿Podrán quedar atrás resquemores, rencillas personales y políticas, límites o etiquetas de traición? Muchos desafíos de cara al futuro. Las necesidades electorales, seguramente, irán acomodando muchas de esos interrogantes. El tiempo dará la respuesta a cada una de esas preguntas. ¿Hay 2019? Probablemente, pero aún falta un largo trecho por recorrer.

LA PARTICIPACIÓN DE DIRIGENTES DE AVELLANEDA Y LANÚS

Llamativamente, no estuvo presente Jorge Ferraresi en el encuentro, que dada la composición de participantes bien podría haber estado y en primera fila. De los referentes políticos de Lanús se vio a los concejales por Unidad Ciudadana Edgardo Depetri y a Natalia Gradaschi.

Escribe tu Comentario