Nilda Brovida, Unión Industrial de Avellaneda: «Es un presente complicado, estamos preocupados»

????????????????????????????????????

Recientemente reelecta en su cargo, trazó un panorama preocupante para las pymes con la caída económica, el RIGI y los cortes en la provisión de gas para el sector industrial.


 

Nilda Brovida es la presidenta de la Unión Industrial de Avellaneda ya con un largo recorrido en esa institución y el reconocimiento de sus pares ratificándola en el cargo en una asamblea realizada semanas atrás para un nuevo período en el cargo.

En diálogo con Portar Sur dio su visión sobre algunos temas que atraviesan este presente. El presente económico atravesado por una fuerte crisis, los cortes de gas para industrias generando graves consecuencias para la producción, la reforma laboral que se debate en el Congreso.

«Es un presente complicado, estamos preocupados», sintetizó Brovida sobre la evolución de la economía argentina que viene teniendo fuertes caídas en la actividad y en los niveles de producción.

«La decisión de tener déficit cero es a costa de no tener trabajo y que las pymes estén sin producir. Las cosas siguen aumentando, tenemos que pagar sueldos y sin producción ni ventas se rompe la cadena», agregó.

También se refirió a los cortes de gas para las empresas ante el faltante del mismo. «Le llegaron a nuestros asociados mails diciendo que no utilicen el gas y amenazándolos con multas en caso de hacerlo. El gas es una materia prima para la producción, nos cortan un suministro que encima después tenemos que pagar y ni siquiera llegamos al invierno. Un socio nuestro nos comentaba que en caso de apagarlo, le lleva 15 días volver a prenderlo».

Consultada por su vínculo con los funcionario locales destacó que «trabajamos codo a codo, en constante contacto para solucionar estos temas. Municipio e Unión Industrial trabajamos en conjunto».

Respecto a la agudización de la crisis económica en los últimos meses con alarmante niveles de caída en la actividad trazó un paralelo con el último tramo del período de la Convertibilidad. «Es comparable al último período de la presidencia de Menem que era un momento caótico, sin ventas, ni funcionario para hablar. Por ahora, por suerte, no hay una apertura masiva de importaciones», analizó.

Respecto a la competitividad de las empresas argentinas, por ejemplo para la exportación, puntualizó como un tema a resolver lo referente a lo «impositivo». «Pagamos tasas municipales, impuestos y tasas provinciales, esos son costos internos que tenemos que empezar a revisarlos. El otro día un cliente de Bielorrusia nos decía que nuestro producto era un 76% más caro que en China. Con todos esos impuestos no es posible ser competitivo».

En relación a la reforma laboral que contempla la ley Bases manifestó: «Es bueno que se debata, algunas leyes muchos años y es necesario actualizar. A mí me parece que las leyes quedaron obsoletas. En Avellaneda tenemos una mesa productiva junto a sindicatos para discutir esos temas. Hay un tema puntual que nos preocupa que  son las multas al momento de pagar una indemnización laboral».

Por último, expresó su preocupación por la posible sanción del Régimen de Inversiones para Grandes Inversores (RIGI) que se debate en estos días en el Congreso alertando sobre las consecuencias para el sector pyme nacional.

«Por ejemplo, como pymes no podemos importar maquinaria usada y en el RIGI se va a permitir a las empresas traer plantas llave en mano con la posibilidad de maquinaria usada. Cuando son planta llave en mano no se generan proveedores locales. No hay trabajo para las pymes argentinas en esos casos», concluyó.

 

 

 

Escribe tu Comentario