ENTREVISTA / “Cacho” Alvarez a fondo: su nuevo espacio, Avellaneda, Ferraresi, Gladys González

Reapareció públicamente Baldomero “Cacho” Álvarez de Oliveira lanzando junto al senador Miguel Angel Pichetto al Peronismo Federal en Avellaneda. El acto fue en el predio Héroes de Malvinas del SECLA en el relanzamiento de Cacho en un distrito en el que fue Intendente en cuatro oportunidades. En la previa del acto dialogó con Portal Sur donde tocó todos los temas: su posible candidatura a Intendente en 2019, su visión del distrito, de Ferraresi, de Gladys González, de la suspensión del juez Carzoglio y hasta del presente de Independiente, club en el que fue candidato a presidente en 2011.

ENTREVISTA: Pedro Fernández, Pablo Guillermo y Leonardo Martín / TEXTO: Leonardo Martín 

¿Qué nos puede contar de este espacio político que lanzó junto a Miguel Angel Pichetto?

Vamos a generar un nuevo espacio que aspiramos que pueda aglutinar y juntar a muchos compañeros y vecinos para poder intentar construir una ciudad para todos. Un lanzamiento junto a Miguel Angel Pichetto y con cercanía con otros dirigentes del peronismo federal. Hace muchos años que nos conocemos con Miguel Angel, con Sergio (Massa), Urtubey y Schiaretti y eso nos permite empezar esa carrera con un grupo de dirigentes de primer nivel que están trabajando activamente para construir esa Argentina mejor y diferente a nivel nacional.

¿Cómo ve la situación nacional a nivel político y económico en el país?

Veo todo muy complicado. Lamentablemente el Gobierno no acertó ni en las medidas económicas ni en las posibilidades de construir una institucionalidad alejada de la grieta. El principal déficit de la Argentina es esa cuestión que divide entre los K y los PRO. En medio hay una Argentina que sufre, que pierde empleo, que quiere una mejor calidad de vida y esa división tan fuerte impide que se pueda resolver en paz.

Usted fue cuatro veces intendente en el distrito, ¿cómo ve Avellaneda hoy?

Desde el punto de vista estético la veo bien. Las plazas y los cordones están pintados, pero en lo profundo de Avellaneda hay zonas que se siguen inundando, el plan de urbanización de villas que habíamos comenzado 15 años atrás quedó trunco. El objetivo de ver llevado el crecimiento de Avellaneda a todos los sectores de la ciudad se vió frustrado porque no hubo vocación del Intendente para hacerlo.

¿Por qué aún no pudo consolidarse un espacio político que pueda romper con la grieta?

Creo que ahora se puede construir, hay dirigentes de mucha valía en el espacio. Sergio (Massa) fue un luchador de ese espacio por mucho tiempo y lo sigue empujando. La sumatoria de 10/12 gobernadores a nivel nacional da la posibilidad de hacerlo crecer. Además, está la presencia de Miguel Angel Pichetto que trabajó para dejar atrás esa grieta. Es el que posibilitó mejor que nadie que esa grieta desaparezca en un ámbito institucional como el Senado.

Está la discusión en el peronismo sobre si ir o no a una gran interna en 2019 para resolver el candidato presidencial. ¿Qué opina?

Es un poco rápido para hablar de eso, las internas existen para dirimir candidaturas, pero se verá cómo se van conformando los distintos espacios. Lo que tenemos claro es que no queremos volver al pasado. Argentina quiere terminar con la grieta y necesitamos una persona que esté alejada tanto del ultra K como del ultra macrismo, que permita encarar ese camino y trabajar por el crecimiento de los argentinos y del país.

A nivel local, ¿usted se presentaría como candidato a Intendente en 2019?

En principio se generó un espacio que ya está a nivel nacional y provincial e intento sumar a nivel local. Tampoco soy un obsesivo si soy o no el candidato, se puede generar una confluencia con dirigentes de la Ciudad que tengan chances, no tengo problemas en acompañar. No voy a poner en primer lugar mi condición como candidatura para generar la unidad del espacio, estoy dispuesto a colaborar y con mucho gusto aportar la experiencia que acumulé al servicio de este espacio.

¿Cómo está su relación con Ferraresi que en su momento fue funcionario suyo?

Hace muchos años que no hablo con Ferraresi, tengo cero relación. Creo que él se fanatizó, se sentirá bien en ese espacio, yo no lo comparto. Creo que todos los extremos son malos y creo en el respeto y la libertad de todas las instituciones y en la voluntad de crecer en forma orgánica y unánime en todos los barrios de la ciudad.

Cuando dejó la intendencia convocado por Daniel Scioli en 2009, ¿pensó que Ferraresi tomaría el camino el camino político que tomó?

Uno creía que no se iba a transformar en esa persona en que se transformó, fanática que está detrás de Cristina cuando creo que hay que estar más abierto, trabajar con el conjunto de los vecinos y peronistas de la Ciudad.

¿Qué piensa de la gestión de Ferraresi?

No puedo desvalorizar esta gestión porque gran parte de lo que se está haciendo está en el plan estratégico Avellaneda 2020 que generamos nosotros en 2004 y 2005. Muchas de las cosas que ahí se escribieron se están haciendo. Sí creo que no se fijaron las prioridades como si requería el plan por ejemplo urbanizar los barrios de Avellaneda, avanzar en la inclusión de los jóvenes con el program Envión que hoy sigue estando pero vacío de contenido.  Solamente tiene el espacio físico sin la calidad y la cantidad de personas para trabajar con los jóvenes. Se lo vació, quedaron algunos profesionales y técnicos que con mucha voluntad intentan trabajar con los chicos, pero que falta vocación de parte del Gobierno municipal.

¿Qué opina de la suspensión del Juez Luis Carzoglio durante 90 días?

Es repudiable. El Doctor Carzoglio es un excelente funcionario que está permanentemente con sus puertas abiertas para los vecinos de la ciudad. Los vecinos lo van a extrañar si avanzan con esa decisión.

Usted trabajó políticamente con Gladys González hace un tiempo, ¿qué opina de ella? ¿Cómo está su relación?

La respeto, parece una mujer muy capaz e importante en Cambiemos. Tenemos miradas diferentes, no coincidimos en la cuestión estructural tanta nacional como local. Yo los ayudé pensando en el país, puse el hombro en las legislativas pasadas, pero la verdad es que cuesta. Cambiemos ha cometido muchísimos errores y sigue cometiendo muchos errores. Todo mi apoyo fue institucional, hoy sirve más que pueda plantear una alternativa y señalar errores políticos y económicos que ocurren a nivel país. Uno no tiene la varita mágica para resolverlos, pero nuestra postura es absolutamente diferente.

El último tema, le vamos a preguntar por Independiente donde usted fue candidato en 2011 en la elección que termina ganando Javier Cantero. ¿Cómo ve al club hoy?

Lamentablemente bastante golpeado teniendo un excelente técnico y plantel. No estamos obteniendo los resultados que merece el esfuerzo, se mezclan la cuestión política con lo institucional y deportivo.

¿Hay persecución?

Yo no creo en brujas, pero el dicho dice que las hay. El partido del último domingo la sumatoria de tantos errores a uno lo hace sentir como que no es casualidad. No puedo probar esas cosas, pero basta con ver el partido. Independiente tuvo muchísimas posibilidades, una la concretó, hubo penales no cobrados y hace a uno lo pone un poco sensible porque no es deportivo el problema de Independiente, es más bien político.

Y de Javier Cantero, ¿qué opina?

Fue una de las peores cosas que le pasó a Independiente. Tuvo mucho desfachatez para plantear algo y hacer totalmente lo contrario. Cuando se fue Cantero, Independiente casi duplicó la deuda, nos hizo descender. Un verdadero desastre.

 

Escribe tu Comentario