ACUMAR / Culminaron las Olimpiadas Ambientales 2018

Más de 600 estudiantes de escuelas secundarias de la Cuenca Matanza Riachuelo exhibieron sus proyectos en el Polideportivo Municipal Gorki Grana de Morón donde se realizó el cierre del Concurso y se entregaron los reconocimientos.

Más de 600 alumnas y alumnos de 1º a 3º año de escuelas secundarias de la Cuenca Matanza Riachuelo participaron de la muestra final de las Olimpiadas Ambientales 2018 en el Polideportivo Municipal Gorki Grana de Morón, en el que fueron recibidos por la Presidenta de ACUMAR, Dorina Bonetti; la intendenta interina de Morón, Analía Zappulla; el subsecretario de Educación de la Provincia de Buenos Aires, Sergio Siciliano; el director de promoción de derechos y valores ciudadanos de la Provincia de Buenos Aires, Rafael Marcelo Pérez Muñoz y la directora de Gestión Política y Social de ACUMAR, Jimena Vallone.

Junto a sus docentes, los estudiantes disfrutaron de una jornada en la que intercambiaron experiencias con las demás instituciones educativas y narraron los principales puntos de sus proyectos, el proceso de su realización y la aplicación que pudieran tener.

Sobre el final del evento se conocieron los ganadores de la edición 2018: la Escuela de Enseñanza Media “Arturo Jauretche” de la Ciudad de Buenos Aires con su proyecto “La balsa que salva. Un estudio sobre fitorremediación a través de balsas con materiales biodegradables” y la secundaria básica N°26 de Esteban Echeverría con su proyecto “Salud en Esteban Echeverría. Análisis de datos obtenidos a partir de encuestas realizadas entre vecinos del barrio”. Y, también se conocieron las menciones Escuela de enseñanza media “Trabajadores Gráficos” de la Ciudad de Buenos Aires con su proyecto: “Mi vecino el Riachuelo. Biorremediación con hongos” y la Escuela de educación secundaria Nº 167 de La Matanza con su proyecto “Mi Ecoescuela. Ecoladrillos = Ecobancos”.

“Estamos muy contentos con la gran participación que tuvo esta edición de las Olimpiadas, quiero felicitar a cada uno de los alumnos, docentes y directivos que aceptaron el desafío de promover un proyecto que pueda ayudarnos a mejorar nuestra calidad de vida y la de nuestra Cuenca. Estamos convencidos que los chicos y los jóvenes son el futuro, la semilla, que van a lograr todo lo que nosotros no estamos pudiendo hacer y que con acciones y proyectos como estos, que se están presentando hoy, nos reafirman esa creencia y nos siguen enseñando el camino a seguir para cuidar nuestro ambiente y mejorar nuestro entorno”, dijo la presidenta de ACUMAR.

Los alumnos y alumnas de las escuelas secundarias de la Cuenca Matanza Riachuelo expusieron sus proyectos ambientales, que tuvieron el objetivo de llevar adelante acciones que contribuyan a mejorar la salud y el ambiente de las personas que viven en la Cuenca.

Lo que dijo el jurado sobre los ganadores:

Proyecto: “La balsa que salva. Un estudio sobre fitorremediación a través de balsas con materiales biodegradables”.
En particular celebramos la amplitud de la experiencia, que incluyó el diseño y puesta a prueba de distintos prototipos de balsas para hallar los modelos más adecuados para la experiencia, y también la aplicación de distintos métodos para evaluar la calidad del agua del río. Sobre todo, destacamos el diseño del proyecto, que incluye nuevas etapas a
desarrollar en el futuro, el trabajo con diversas instituciones educativas, la difusión en instancias de ferias y exposiciones, y la excelente documentación de la experiencia mediante fotos y videos.

Proyecto: “Salud Esteban Echeverría. Análisis de datos obtenidos a partir de encuestas realizadas entre vecinos del barrio”.
En este caso, premiamos un trabajo dedicado a reunir información sobre distintos aspectos del barrio y preguntarse por su posible relación con problemas ambientales. Destacamos, sobre todo, el uso de una metodología preparada por profesores y alumnos, que incluyó el diseño de encuestas y el análisis de las respuestas mediante tablas y gráficos, que les permitieron seguir profundizando en las preguntas, y abordar temas relacionados con el ambiente en la Cuenca Matanza Riachuelo, como la recolección de residuos.

Proyecto: “Mi vecino el Riachuelo. Biorremediación con hongos”.
Destacamos el trabajo que han realizado mediante consultas y visitas a organismos y centros de investigación dedicados a la biorremediación en ambientes contaminados,
como los Cuidadores de la Casa Común, que les permitió aprender técnicas de cultivo de hongos, y también que hayan generado un espacio de laboratorio para ponerlas en
práctica en la escuela. Además, es importante señalar que el proyecto fue pensado para seguir profundizándose y continuará creciendo en el futuro.

Proyecto: “Mi Ecoescuela. Ecoladrillos = Ecobancos”
Destacamos la originalidad del proyecto y su propuesta de reutilizar los residuos para la construcción de un nuevo equipamiento para la escuela. El proyecto permite difundir entre los estudiantes una de las líneas de trabajo actualmente más importantes para el tratamiento de los residuos, y se propone como una experiencia a seguir desarrollando en el futuro y difundiendo entre otros integrantes de la escuela y la comunidad.

En la edición de este año participaron un total de 37 escuelas secundarias de la Cuenca Matanza Riachuelo, las cuales presentaron más de 40 proyectos ambientales.

Prensa ACUMAR

Escribe tu Comentario