CONGRESO / Desencantados del Frente Renovador, el Movimiento Evita y Victoria Donda conforman un nuevo bloque

Por LEONARDO MARTÍN

La agudización de la crisis económica en los últimos meses, sumado al progresivo acercamiento de las elecciones presidenciales del próximo año han acelerado el reacomodamiento de las placas tectónicas políticas, sindicales y parlamentarias. La inminente discusión por el Presupuesto 2019 en el Congreso tuvo como noticias destacada del día la conformación de un nuevo interbloque en la Cámara de Diputados con el nombre de Red en Argentina donde confluyen desencantados del Frente Renovador, el Movimiento Evita y Victoria Donda.

En una conferencia de prensa brindada en el Congreso, se presentó en sociedad el nuevo bloque que contará con 10 miembros. Cinco de ellos que abandonaron el Frente Renovador con críticas para el espacio, llamando a la necesidad de unidad para enfrentar a Cambiemos en las elecciones de 2019.

Se presume que el interbloque tendrá una postura abiertamente opositora a las políticas del Gobierno nacional con un perfil similar al del Frente para la Victoria en las decisiones centrales. La más cercana es la que se viene es la discusión por el Presupuesto 2019, que este nuevo bloque ya avisó que rechazará.

Proponemos ser un puente para integrar una red política, social y productiva, que acuerde con todos los sectores para que Argentina pueda salir adelante. De ahí nuestro nombre. Articular en red va a ser nuestra forma de trabajar” resumió Felipe Solá. También expresó que “defenderán el bolsillo de los argentinos“.

Otro tema central en el nuevo armado es la estrategia electoral de cara al 2019. Este espacio, a tono con otros del peronismo, plantea la necesidad de una unidad amplia, en el conformación de un Frente Nacional que venza al macrismo en las elecciones de 2019. En lo concreto la realización de unas internas con base en el peronismo para que en las PASO se decida el mejor candidato para enfrentar a Mauricio Macri (sin descartar a María Eugenia Vidal o algún candidato de la UCR -que comenzó a pedir internas- como Alfredo Cornejo).

En esa senda el dirigente del movimiento Evita, Leonardo Grosso, afirmó que hay “una coincidencia en la diversidad en que tiene que haber una sola oposición para ganarle a Macri en 2019“. Llamó a “construir puentes en términos políticos y parlamentarios” y subrayó que “la unidad es una obligación, si no construimos unidad no hay salida a la crisis que está generando el gobierno de Mauricio Macri“.

Sola reafirmó la necesidad de avanzar en la unidad convocando a “un acuerdo sólido para los difìciles años que vendrán. Aquellos que separan la oposición están trabajando para cuatro años más de Macri” disparó con dirección al llamado Peronismo Federal y a varios de sus ex compañeros renovadores.

El Frente Renovador es el gran perdedor ya que verá mermada sensiblemente su fuerza parlamentaria y con espadas reconocidas en el debate público. Felipe Solá, Daniel Arroyo, Facundo Moyano, Fernando Asencio y Jorge Taboada son los que han abandonado el espacio. El bloque del Frente Renovador pasará de contar con 19 diputados a 14. Sergio Massa minimizó la situación hablando de “ambiciones personales” en referencia al deseo presidencial de Felipe Solá y a las pretensiones de Daniel Arroyo de candidatearse como gobernador en la provincia de Buenos Aires.

A ellos se sumarán los cuatro diputados del Peronismo para la Victoria creado en 2016 cuando los diputados que militan en el Movimiento Evita rompieron con el Frente para la Victoria. Allí están Leonardo Grosso, Lucila De Ponti, Silvia Horne y Araceli Ferreyra.

Para completar el bloque se suma Victoria Donda que llegó al Congreso representando a Libres del Sur, espacio que abandonó junto a otros dirigentes en un fuerte golpe para la organización que lidera Humberto Tumini.

LA AGENDA PARLAMENTARIA: NO AL PRESUPUESTO, LA EMERGENCIA ALIMENTARIA

A pocas horas de la conformación del nuevo bloque se viene una discusión central: el Presupuesto 2019, la ley de leyes. Arroyo, como presidente de bloque señaló que rechazarán el proyecto enviado por el Poder Ejecutivo. “Vamos a votar en contra del presupuesto. Es un brutal ajuste sobre una sociedad que no da más” resumió.

Dentro de la agenda parlamentaria que impulsarán tomarán los reclamos de los movimiento sociales que vienen planteando la necesidad de sancionar la Emergencia Alimentaria y en Adicciones, entre una serie de propuestas. Las organizaciones sociales se movilizarán el martes reclamando su tratamiento.

Arroyo, también apuntó “queremos expresar a las pymes, a las industrias y los comercios, a las economías regionales, a la educación y al mundo del trabajo“. Lucila de Ponti, por su lado agregó que se tomará “la agenda que el pueblo nos está planteando en las calles, de las organizaciones sociales, el movimiento obrero, el feminismo”.

 

 

Escribe tu Comentario